Perro aterrador: diez signos inconfundibles

Es igual que los humanos, aun nuestros amigos de 4 patas pueden tener temor de ciertos estímulos particulares, singularmente si están en una situación un negativo o bien particularmente agobiante que no los hace sentir cómodos. Los perros pueden tener temor al estruendos, a la gente, a sus semejantes, a otros animales, a la calle o bien a otros muchos estímulos

No obstante, debe comprenderse que el temor es un sistema adaptativo, en tanto que deja a los seres vivos continuar alarma ante cualquier riesgo de su ambiente, eludiendo innecesariamente tomar contacto con los peligros y riesgos percibidos. Las contestaciones fisiológicas en semejantes casos, en verdad, son batallar o bien escapar. Si nota que su can ha sido particularmente miedoso recientemente, va a ser vital llevarlo al veterinario para descartar cualquier problema médico de las causas del comportamiento.

En este artículo de AnimalPedia vamos a explicar de qué forma reconocer a un can espantoso, diez señales inconfundibles que te van a ayudar a comprender en qué momento está padeciendo un amigo de cuatro patas pues está en una situación de temor y temor

Índice()

    ¿Por qué razón tienen temor los perros?

    Este temo es una emoción que tiene una función adaptativa y que aparece cuando el cánido percibe un riesgo inminente. No obstante, es bueno distinguirlo de ansia, que en cambio es un estado crónico de alarma, o bien de fobias, que no son adaptables y provocan una reacción totalmente fuera de control del can, aun en situaciones que no representan un riesgo real. Si un can tiene temor, puede quedarse quieto, intentar escapar o bien aun agredir.

    Causas del temor en los perros

    El temor puede ser ocasionado por una socialización incorrecta, a lo largo de la que no se han presentado todos y cada uno de los estímulos con los que deberá vivir cuando llegue a la edad adulta (personas, animales, ambientes, lugares, ruidos, etcétera), desde el patrimonio genético[1] o bien desde las experiencias experimentadas. Además de esto, el temor afecta de manera directa a la salud del cánido y una investigación muestra que los perros que tienen temor o bien padecen de ansiedad crónica están más predispuestos a padecer de diferentes enfermedades y tienen una menor esperanza de vida[2].

    Cuando charlamos de las experiencias que experimentamos nos referimos a experiencias traumáticas, enfermedades que han ocasionado mucho dolor y una asociación negativa de diferentes estímulos, como el veterinario, tundas y chillidos si ha sido maltratado. En todo caso, puede ser apropiado ponerse en contacto con un etólogo para comprender de qué manera tratar al cánido y de qué forma asistirlo a sostener bajo control los capítulos que le ocasionan temor y temor

    Síndrome de privación sensorial

    La nosología aparece en cachorros que han vivido completamente aislados del medioambiente a lo largo del periodo de socialización, medrando sin la madre y sin el resto de la camada o bien en ambientes pobres en estímulos. Es exactamente por tal razón que, en la fase adulta, los perros van a mostrar pavor general ante cualquier estímulo que ocurra.

    Como entender que un cánido tiene temor?

    Para comprender que un cánido tiene temor, primeramente es esencial conocer el lenguaje anatómico de los perros, en caso contrario va a ser realmente difícil identificar, reconocer y también interpretar sus situaciones y movimientos para saber si está relajado, feliz, atemorizado, enojado o bien agobiado, por poner un ejemplo.

    Primamos de todo debemos tener claro que eso cánido es único y tiene su personalidad, con lo que no se puede generalizar. Es exactamente por tal razón que no es posible realizar un manual para comprender a los perros y sus ademanes y movimientos, en tanto que cada uno de ellos va a tener los suyos, del mismo modo que los humanos. No obstante, hay signos comunes a la mayor parte de los perros que son muy evidentes y que pueden asistirle a comprender que está en frente de un can miedoso o bien exageradamente miedoso.

    Abajo te mostramos cuáles son las diez señales que te asisten a comprender que un cánido tiene temor.

    1. Cánido con cola entre las piernas: significado

    Indudablemente el primer y más notable síntoma que ayuda a comprender que un can tiene temor es la coda entre las piernas o bien sello bajo. Además de esto, los movimientos exagerados o bien demasiado inquietos pueden considerarse un ademán deseoso y homónimo de agobio.

    2. Perro con orejas bajadas: significado

    Las orejas bajadas o bien pegadas a la cabeza asimismo son síntomas de miedo en perros de forma fácil identificables, propios de los dos perros que adoptan posturas de sumisión y temor, como los que reaccionan violentamente pues tienen temor. Para conseguir más información, consulte el próximo artículo: ¿Por qué razón el can sostiene los oídos abajo?

    3. Can agazapado: significado

    Ye si un cánido tiene temor, probablemente mucho y andará de igual manera. Tal situación señala que el cánido no sabe de qué forma reaccionar y no se siente seguro en un entorno apacible como es la casa, en la que hay estímulos prácticamente únicamente positivos.

    4. Perro escondido: Significado

    Este es un comportamiento muy habitual en un cánido de temor o bien que tiende a es todo susto. Si no reconoce algo o bien si se siente en riesgo, el animal procurará ponerse a salvo, aguardar a que pase el riesgo y que todo vuelva a la normalidad

    5. Can que huye: significado

    En una situación de riesgo inminente, el can procurará escapar y hallar un sitio donde sentirse seguro. Huir es una forma de evitar un peligro o bien escapar de estímulos que le preocupan, como las luchas con sus semejantes

    6. Signos de calma de los perros

    Los perros transmiten emociones diversas con lenguaje anatómico y ciertos se llaman señales apacibles o bien señales calmantes. Están, por poner un ejemplo, lamiendo, bostezando todo el tiempo, cerrando los ojos, agachándose, mirando cara otro lado y mirando a la gente con la cola de sus ojos.

    7. Posturas de sumisión de perros

    Positvo en perros es una contestación adaptable que dejó a los perros establecer una jerarquía concreta y subsistir en manadas. Es esencial resaltar que en el mismo conjunto de perros que viven juntos se establecen jerarquías variables que no siempre y en toda circunstancia prosiguen un criterio lineal. Las posturas de sumisión aparecen de manera regular en las relaciones entre individuos de exactamente la misma especie (la sumisión es intraespecífica, esto es, ocurre solo entre miembros de exactamente la misma especie).

    Un can adopta semejantes posturas de forma voluntaria al reconocer a un individuo dominante, dejando claro para él que sabe que es superior. No obstante, en ciertos casos extremos, un cánido puede adoptar posturas de sumisión si está en una estres y miedo. En estos casos estas posturas van acompañadas de señales sosegadas y otras señales indicadas en la lista.

    8. Can tremiendo y tenso

    Un alto agobio que causa mucho temor en los perros causa rigidez muscular. Un cánido atemorizado tiene muscles en tensión e inclusive puede tremer si la condición empeora. En situaciones más graves, entonces, el can puede aun continuar inmóvil.

    9. Micción involuntaria en el perro

    La micción ocasionada por el temor es diferente de los pis de sumisión. Un can que tiene tanto temor orina de manera involuntaria pues no puede contener. Si tu can orina cuando lo riñes, es una señal obvia de que es una situación que los atemoriza hasta tal punto que see control de las vías urinarias.

    En casos graves, no obstante, el can puede aun evacuar y vaciar las glándulas perianales si padece de mucho agobio y temor. De ahí que que es esencial quitar cualquier género de castigo físico y aprovechar al límite el refuerzo positivo para instruir al can y estimularlo desde un cognitivo, sensible y social.

    10. Estereotipos

    En las situaciones más extremas, si los perros están a menudo expuestos a entornos y situaciones negativas y siempre y en toda circunstancia viven con puro, agobio y ansiedad crónica, pueden desarrollar estereotipos, actitudes que son peligrosas para su salud

    estereotipos son comportamientos repetidos de una forma repetitiva y también muy frecuente, en consecuencia, obsesivos. Las clases nociest observados en los animales son los siguientes: persiguiendo y mordiendo las colas del otro, mordiendo o bien lamiendo exageradamente, ladrando sin parar, persiguiendo insectos que realmente no están allá, etc.

    Agresividad del temor en el perro

    En ciertos contextos, el temor puede llevar a los perros a portarse violentamente ( agresión de defensa). Si el can se halla en una situación bastante difícil y negativa en la que se siente en riesgo, la agresión puede aparecer como un mecanismo de defensa

    Agresión aparece en perros que no pueden aguantar una situación de temor intenso y no saben de qué manera reaccionar o bien qué hacer en este contexto. Con lo que, frente al riesgo imminente, empieza el instinto de supervivencia, presente en todos y cada uno de los animales, incluyendo los humanos, que los empuja a actuar violentamente

    La agresión del temor en los perros puede ser reconocida observando ciertas señales y movimientos del cuerpo o bien aun ciertos comportamientos:

    • Muestra los dientes
    • Este punto
    • Rigidez
    • Doo tú de una forma fuerte, veloz y constante
    • Crece
    • Este demasiado ansioso
    • Plange o bien gemir

    La agresión ocasionada por el temor en los perros es un serio problema de comportamiento que debe resolverse a la mayor brevedad por el hecho de que la salud y el bienestar del can y de las personas

    que lo rodean está en cuestión.

    En estos casos, no obstante, se charlaría de agresividad, para lo que el cánido es inútil o bien no puede agredir físicamente el estímulo que lo atemoriza y acabará mordiendo otras cosas que lo rodean, como aquellos que lo cuidan o bien sus juegos. No es un comportamiento que brote de la malicia (ningún animal es malo por naturaleza), sino más bien del temor excesivo debido al que el can no es capaz de portarse de una forma equilibrada.

    Y te percatas de que tu can es particularmente espantoso, se atemoriza de forma fácil y/o tiene uno o bien más síntomas de los enumerados, llévalo al veterinario para poder ver si está bien y descubrir si hay enfermedad tras esta actitud.

    Que tras descartar cualquier causa patológica, le aconsejamos que busque el apoyo de un etólogo canino para comprender lo que el temor y los inconvenientes de comportamiento del can fueron desencadenados por, y conocer reglas concretas para asistirle a sentirse bien.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Mas información