El cánido siempre y en todo momento me lame: ¿Por qué razón y qué hacer?

No cabe duda de que en el momento en que un can te lame, lo hace por el hecho de que siente un enorme aprecio por ti. Habiendo dejado claro que relamer como una demostración de gran apego, genial vínculo de cariño y respeto, es hora de examinar este comportamiento desde determinado punto de vista clínico y etológico.

Si estás en esta situación y deseas saber por qué razón el can siempre y en todo momento lame, no te pierdas nuestro artículo de AnimalPedia, donde vamos a explicar todas y cada una de las razones.

Índice()

    ¿Por qué razón lame el can? Origen del comportamiento

    El origen de este comportamiento es atávico y tiene sus raíces innatas en la conducta de los lobos, singularmente en el behavior de los cachorros de lobo. Una de las primordiales peculiaridades de los lobos, que se ha trasmitido a sus descendientes caninos, está relacionada con la caza.

    por lo general cazan en conjuntos, aun a largas distancias, apartándose de la madriguera donde los cachorros de la manada continúan protegidos. Estos últimos aguardan ansiosamente la llegada de adultos. Cuando sujetan a su presa, se la comen lo más veloz y vorazmente posible

    El camino de regreso, los cachorros salen la madriguera con un alto grado de agitación y empiezan a relamer de manera compulsiva el morro de los cazadores adultos. Estas lameduras muy frecuentes producen en el animal adulto un reflejo inquieto, que estimula una cierta área del cerebro, que produce el vómito y el consecuente regurgitación de comestibles recién ingeridos, a fin de que los cachorros asimismo puedan comer. Es simple imaginar lo veloz que este hábito echa raíces en el cerebro de los cachorros.

    Con el trascurso del tiempo, los perros heredaron este comportamiento de los lobos, con lo que cuando los perros nos lamen, representan sumisión, respeto y afecto,

    Por qué el can se lame los pies, las manos, la boca y la cara?

    Este origen de la relamer perros está relacionado con el comportamiento de los cachorros, esto asimismo puede ser influido por otros factores, como la complicidad y aprobación de su humano. Cuando a una persona le chifla ser relamida por su cánido, no solo admite este comportamiento, sino lo recompensa y lo fortalece, o bien cuando menos no lo evita ni lo inhibe. Así, esta conducta se fija en el cerebro del cachorro, razón por la que proseguirá repitiéndolo como adulto

    Este puede conducir a lo que es conocido como una generalización de un comportamiento, en el que, con el tiempo, los perros ya no solo lamen el semblante de su humano, sino asimismo lo van a hacer con otras unas partes del cuerpo, como los pies o bien las manos

    Para más información no te pierdas el vídeo de animalpedia '¿Por qué razón me lame mi can? (Cara, Pies, Manos y Orejas)'.

    El canido lame demasiado, por el hecho de que y qué hacer

    No obstante, toda vez que un can lame exageradamente, es posible que no sea solo una demostración de cariño sino más bien de ansiedad

    Pero lo que relamer debe ver con la ansiedad? La contestación es bastante simple, lo hacen por el hecho de que, de este modo, calma o bien aliviar su ansiedad. Por exactamente la misma razón muchos perros, cuando están inquietos o bien, asimismo relamer objetos como mesas, sillas o bien aun el suelo. Este comportamiento apremiante de relamer puede considerarse equivalente al comportamiento humano de comer uñas (onicofagia) en una persona demasiado inquieta.

    Cuando la relamer al animal está relacionada con situaciones de nerviosismo, es el instante de buscar asesoramiento profesional y asistir a eludir que la situación conduzca a comportamientos apremiantes con consecuencias más graves, como que el cánido persiga y muerda la cola, acciones que puedan ocasionar lesiones dermatológicas autoinfligidas graves.

    Si la causa de este comportamiento es la ansiedad, una posible solución son las feromonas para aliviar a los perros.

    Hay que dejar que el canido me alise?

    En el final, una pregunta esencial a abordar es si permitir o bien no que un cánido lame nuestra cara, manos o bien pies. Desde el punto de vista social, absolutamente nadie tiene el poder de decidir lo que está bien o bien lo que está mal respecto a este inconveniente. Todo el planeta tiene la libertad de decidir de qué manera relacionarse con su mascota.

    Pero si lo miramos desde la perspectiva de la salud y la higiene, es otra historia. La boca de animales de cualquier especie es un sitio donde abundan los  número y pluralidad de microbios y el de los perros no es una excepción; por tanto, es una posible fuente imperfecciones. Esto no quiere decir que la persona se infecte, sino existe la posibilidad de que esto ocurra. Por tal razón, las personas inmunodeprimidas deben eludir este género de contacto físico con su animal. Asimismo se debe prestar mucha atención a los pequeños pequeños y a las personas viejísimas

    Según un can para habituarse a "besar" es bien simple, sencillamente no permitas que lo haga al intentar hacerlo la primera vez, en general como un cachorro.

    En el final, y como sucede en muchos aspectos de la vida, el inconveniente son los excesos. Que nuestro cánido nos dé un "beso" de cuando en cuando en una situación oportuna de dicha, cariño y bienestar, es una cosa, mas que nuestro cánido nos "besa" todo el día y por cualquier razón, es muy, muy diferente

    Deja una respuesta

    Subir

    Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Mas información