El flamenco andino: 10 características + fotos +vídeo

En este post vamos a ver las características de uno de los animales más vistosos y llamativos: el flamenco andino, que está en peligro de extinción.

Sigue leyendo y conoce todo sobre un sorprendente animal en este resumen ideal para estudiarlo, ver fotos y un imperdible vídeo.

El flamenco andino: 10 características + fotos +vídeo

El flamenco andino

El flamenco andino es la única especie de flamencos que tiene las patas de color amarillo. Habita en lagunas salares y humedales del norte andino, en el sur de Bolivia y en la Laguna de Mar Chiquita en Córdoba.

El flamenco andino también se encuentra en otro de los salares más importantes de Sudamérica, el desierto de atacama, en Chile.

Actualmente el flamenco andino se encuentra en un estado vulnerable de conservación, principalmente por el impacto de la industria, la minería y la geotermia en zonas como los salares que son sitios de nidificación de esta especie.

A la frágil situación que sufre el flamenco andino, se suma el impacto del turismo no regulado, en zonas como los salares altoandinos y también el mayor flujo turístico provocado por los procesos de integración, a partir de las carreteras de oceánicas en América del Sur.

El flamenco andino es parte de nuestra naturaleza y es nuestra responsabilidad proteger su entorno, respetar el hábitat y velar por un medio ambiente limpio, así como impulsar el turismo consciente, que respete toda la naturaleza y a cada una de sus especies para la preservación de la fauna local de nuestro territorio.

Para saber más acerca de la importancia de los animales te recomendamos leer: Por qué los animales son importantes?

Flamenco andino: un animal en peligro de extinción

10 Características del flamenco andino

Para que lo conozcas mejor, a continuación vamos a revelarte 10 características del flamenco andino.

EL flamenco andino en peligro de extinción es una especie de ave de la familia de los fenicoptéridos. Es también conocido localmente como parihuana, pariguana,​ tococo o chururu.

Generalmente tiene un plumaje blanco con rosado fuerte. La zona de la cola se encuentra cubierta de plumas negras y la parte superior del pecho presenta una coloración violeta.

El pico del flamenco andino es en gran parte negro con presencia de coloración amarilla en la base y suelen ser nómadas. Su distribución está mayormente restringida al Altiplano, aunque se pueden hallar en humedales de tierras bajas del centro de Argentina y la costa de Perú.

En Bolivia están presentes en toda la región del altiplano, Oruro, La Paz, Tarija, y Potosí. Algunas de las zonas protegidas donde pueden encontrarse son en la Reserva Nacional de fauna andina Eduardo Abaroa que está en Bolivia, la Reserva Nacional de Paracas, las Reservas Salinas y la Wada blanca en Perú.

Tanto en Argentina como en el Salar de Atacama en Chile, son de los principales sitios de nidificación a nivel mundial para esta especie.

En el Salar de Atacama, aproximadamente 10 días después de la eclosión de los huevos, los adultos comienzan a desplazarse hacia otras lagunas dejando a las crías a cargo de las nodrizas las cuales se encargan de su alimentación y cuidado.

A los 3 meses de edad, los polluelos están aptos para volar y comenzar a desplazarse. Estas aves poseen en su pico láminas delgadas pero rígidas en la mandíbula inferior, que son necesarias para filtrar el alimento, ya que el flamenco no mastica su comida.

La dieta del flamenco andino es relativamente variada, pero depende de la disponibilidad de alimentos que existen en una temporada o en una zona. Comen desde pequeños peces e invertebrados acuáticos y demás organismos microscópicos.

Los flamencos andinos son animales sumamente sociales y forman bandadas compuestas por cientos de miembros y se caracterizan por ser más activos durante el día, siendo capaces de viajar alrededor de mil kilómetros en un día.

Los flamencos andinos pueden viajar muchos kilómetros durante el día en búsqueda de alimentos

Los flamencos andinos viajan tanto porque necesitan nuevos sitios con abundancia de alimentos, y suelen pasar el invierno en elevaciones más bajas.

Su esperanza de vida es entre 20 a 50 años en cautiverio, aunque al día de hoy existen ejemplares que han llegado a alcanzar los 60 años sin ningún tipo de problema.

No son conocidos por demostrar agresividad de forma frecuente pero comportamientos defensivos ocurren entre los machos durante la época de reproducción cuando impiden que otros machos se unan a la hembra o cuando se encargan de proteger el nido.

Al estar mucho tiempo en el agua suelen pararse en una sola pata para lograr la termorregulación y también la suelen alternarla, ya que si estuvieran sobre la misma pata constantemente correrían el riesgo de sufrir un daño de los tejidos por el frío.

Su naturaleza reproductiva los incita a formar parejas monógamas durante varias temporadas, esto significa que en estos periodos cada adulto sexualmente maduro se aparea con un solo individuo y permanece con él incluso durante la incubación de los huevos.

Los flamencos andinos alcanzan la madurez sexual entre los 3 y 4 años de edad, y la temporada reproductiva se extiende en diciembre a enero o hasta febrero. En esta temporada, los machos cortejan a las hembras por medio de exhibiciones de su plumaje y de movimientos del cuerpo en los cuales destacan sus alas.

El nido de estas vistosas aves se construye de barro y dentro se pone un solo huevo de un tono rosado muy claro. Ambos padres se turnan para incubar los huevos durante 27 a 31 días, a veces pueden compartir el sitio de la cría con otras especies de flamencos.

La temporada reproductiva del flamenco andino es en verano

El flamenco es de mucha importancia para los ecosistemas regionales debido a su funcionamiento biológico y ecológico que ayuda a mantener las aguas en un buen estado.

Esta especie está catalogada como 'vulnerable' en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, ya que la población total se ha reducido considerablemente. La amenaza principal es la explotación de los huevos, ya que estos son vendidos para el consumo humano y miles son recogidos cada año.

A este peligroso consumo de huevos de flamenco, se le sumó la degradación de hábitat debido a las actividades mineras, la perturbación humana y la erosión de la zona donde se encuentran los nidos no presentan muchos depredadores, quizás el zorro colorado o andino que se puede alimentar de los huevos o de los pequeños o algún ave grande tipo rapaz que puede cazar ejemplares jóvenes.

Algunos cazadores persiguen a los flamencos rosados porque piensan que su grasa puede curar la tuberculosis.

Dato extra: Su plumaje toma el color rosa rojo naranja debido a la dieta de los flamencos, que está conformada por un compuesto químico conocido como kantak santina, un químico que es un pigmento carotenoides presente en muchos de los otros elementos de la naturaleza. Este se descompone en el hígado del flamenco y luego se dispersa hacia las plumas, el pico y las patas del animal tomando así su color característico.

Flamenco andino en peligro de extinción resumen

Año tras año, la población del flamenco andino va disminuyendo drásticamente, aún cuando en estas regiones ya no quedan predadores naturales excepto el zorro andino, así que no cabe en dudas que su extinción está relacionada con el hombre y el uso intensivo del agua, tanto para la minería como para actividades agropecuarias.

Flamenco andino en peligro de extinción

A continuación te dejamos un video para que sigas aprendiendo sobre este ave en peligro de extinción y cómo los seres humanos pueden evitar que desaparezcan para siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir