El lenguaje anatómico del cánido y las señales sosegadas

La pretensión de comunicarse con tu cánido es esencial para una convivencia equilibrada y positiva, de esta manera para prosperar tu relación con él tratando de comprender lo que desea decirte en todo instante. En múltiples ocasiones, una la comprensión entre el cánido y el hombre puede ocasionar un comportamiento no deseado, exactamente debido a una mala comunicación no verbal

En este artículo de AnimalPedia te asistiremos a comprender de qué manera es por lo general el lenguaje anatómico del cánido y las señales apacibles en una guía completa. Prosigue leyendo para aprender a comprender mejor a tu can y descifrar los mensajes que te manda.

Índice()

    ¿Todos y cada uno de los perros conocen el lenguaje anatómico y las señales apacibles?

    El can empieza a aprender a comunicarse desde el nacimiento hasta los tres meses. A lo largo de este tiempo, el cánido empieza a comunicarse con la madre y el resto de los cachorros, y aprende una forma de comunicarse que sostendrá durante su vida

    El periodo más esencial para el reconocimiento lingüístico es la fase de socialización del cachorro, o sea, el periodo de tres semanas de vida a tres meses. Una separación del cachorro de la madre y el resto de la camada puede tener serias consecuencias, como la carencia de un patrón de comportamiento cuando es con otros afines. No obstante, puede haber otras muchas consecuencias, como no saber de qué manera manejar la fuerza de la mordedura, el desarrollo de fobias y temores o bien la tendencia a padecer agobio.

    no todos y cada uno de los perros son capaces de interpretar y reconocer las señales que contamos ahora, si bien estos acostumbran a ser casos concretos, como perros desmamados prematuramente o bien perros que han sufrido aislamiento, un inconveniente común en especial en especímenes que proceden de perreras.

    ¿De qué manera me comunico con el can?

    Por tanto ahondamos en el lenguaje anatómico de los perros y los signos de calma, es esencial saber de qué forma comunicarnos con el perro:

      • Utilizo siempre y en todo momento un tono agudo y un tono bajo a fin de que el cánido no confunda tus palabras con un castigo. Además de esto, debes rememorar que tiene una audición altamente sensible, conque para hacerte sentir que no es preciso levantar la voz.
      •  hacer coincidir las palabras con los gestos: así el cánido te comprenderá mejor y va a ser más simple para ti hacerte comprender por él en lugares ruidosos
      • Utilizar el refuerzo positivo para comunicarse con el perro; múltiples estudios prueban que estos animales aprenden mejor con esta técnica que con el castigo.
      • Establezca contacto visual con el cánido cuando se comunica con él.
      • Respete el can todo el tiempo, en especial si ves que no se siente cómodo. Mudar el entrecierro, la situación o bien usar un refuerzo positivo diferente para motivarlo.
      • No utilizar castigos para comunicarse con tu perro; si no te comprendes, repite la acción mas jamás le chillas

    Ahora veamos los trece signos de calma, esenciales para comprender el lenguaje anatómico del can.

    1. Bostezo

    Todo como un signo de calma, en general se acompaña de otras señales como los oídos cara atrás, virando la cabeza cara o bien mirando con la cola del ojo. Este comportamiento, que no debe confundirse con el bostezo propio de cuando se lúcida, señala incomodidad o bien que no comprende lo que le está pidiendo

    2. Lamiendo

    Este soy uno de los signos más habituales de calma. Salvo cuando terminan de tomar, los perros lamiendo sus morros tratan de señalar que no desean inconvenientes, por norma general con la cabeza cara abajo o bien cara un lado. El cánido pide a un un reposo del adiestramiento o bien desea su espacio

    3. Lamer a una persona

    En general, si un cánido lame a alguien se piensa que está transmitiendo cariño a la persona en cuestión. En ocasiones este es el caso, singularmente si el comportamiento se fortalece de forma positiva,. no obstante, si el can lame a alguien con agitación o bien emoción podría ser un sych de estrés que el can trata de calmar de este modo, asimismo pues sabe que es un ademán bienvenido.

    Si tu cánido te lame por nerviosismo y no por aprecio, puedes reconocer el comportamiento merced a otros signos de calma, como los oídos cara atrás, virar la cabeza y hacer movimientos nerviosamente

    4. Vira la cabeza

    Es probable que en ocasiones, tratando de acercarse a su cánido para acariciarlo o bien sencillamente acercarse a él, el can vira la cabeza. Este ademán señala incomodidad y también señala que el cánido desea su espacio. En un caso así puede enseñar otras señales como sibilancias, orejas cara atrás o bien relamer el morro. Si emplea esta señal delante de otros perros, puede apuntar que s sosegado y no desea ningún problema,

    5. Empuje con su hocico

    Es una señal positivísima que señala que el can buscando nuestra atención o bien afecto. Este comportamiento se produce cuando el cánido es un cachorro, por el hecho de que es exactamente el mismo ademán que hace buscar los pechos de mamá.

    6. Ojos medio abiertos

    Esta señal apacible señala que el cánido se siente seguro y cómodo. Este ademán asimismo se produce cuando el can es un cachorro, cuando se sentía seguro con su madre. Es una señal positivísima,

    7. Olor en el suelo

    Ye si tu can fisga en el suelo ya antes de acercarte otro cánido, has de estar contento pues es un signo de calma que caracteriza a un can educado. Con este ademán, el cánido señala que no desea inconvenientes y no desea que su espacio personal sea invadido.

    8. Caminando en la ronda

    T 2 perros caminando y después olfateándose caminando alrededor y alrededor, es dicen adiós de una forma educada y adecuada. Este comportamiento es un signo positivísimo de calma.

    9. Estiramiento

    Esta situación puede tener múltiples significados:

    1. Es común ver a un cánido en esta situación cuando pide jugar a otro cánido. En un caso así, el ademán muestra una actitud positiva, jovial y con frecuencia incómoda. Muestra que el cánido es educado.
    2. Es estiramientos va acompañado de otros signos de calma, como lamerse el morro, menearse en demasía y virar la cabeza, el can pide espacio y desea que lo dejen solo.

    10. Sostenga la calma

    Es usuales al llevar al can a un parque o bien a un nuevo sitio que no conoce y en el que no conoce perros. En estas situaciones re inmóvil y deja que otros lo huelan. Es un signo de calma que muestra que el recién llegado es educado y se deja conocer por su compañero.

    Cuezto que si un can se queda inmóvil por el hecho de que le chillas o bien lo castigas, no está mostrando sumisión, mas solo está tomando una situación indefensa pues no sabe qué hacer o bien dónde ocultarte a fin de que dejes de vocearle. No olvides que esta situación es peligrosa para el can por el hecho de que tiene un impacto negativo en él. No a tu can violenta o bien ásperamente.

    Esta señal señala que el can está estresadísimo y trata de liberar la tensión tremiendo. Normalmente, el ademán va acompañado de otros signos de calma o bien la escapada del cánido

    12. Recostado boca abajo en el aire

    En este caso, el can se estira mostrando sumisión a otro can, por temor o bien por otras razones. Es una situación con la que el can señala gentilezza y comunica que no desea inconvenientes.

    Me pacto de que si el can se estira el vientre cara arriba, no muestra sumisión, sino más bien calma y calma. En un caso así, el can prueba que confía de manera plena en ti y, además de esto, desea mimos y caricias en el vientre

    13. Orinar

    Estoy si el cánido orina, marca su territorio, mas usa este ademán así como otros perros para conocerse entre sí. El fragancia de los perros está muy desarrollado y es uno de los sentidos con los que estos animales saben quién y qué los rodea

    Posición de temor o bien agresión por miedo

    Es fundamental saber reconocer los signos que señalan temor en el can por el hecho de que asisten a interpretar sus emociones y portarse apropiadamente. Ahora te señalamos y les mostramos en la imagen cuáles son los comportamientos con los que los perros manifiestan miedo:

      1. En la Figura 1, el cánido tiene mucho miedo: tiene una cola entre las piernas, se lame, tiene orejas cara atrás y tiene un cuerpo curvo.
    1.  en la Figura dos, el can asimismo muestra temor mas está a la defensiva: muestra sus dientes, sus extremidades embrutecidas y su pelo embrutecido. Debes tener mucho cuidado pues un can que exhibe un comportamiento beligerante-protector puede reaccionar repentina y exageradamente, llegando a doler. Esto sucede en especial cuando el cánido se siente rodeado o bien en riesgo. En semejantes situaciones, el cánido puede ladrar sin parar, gruñir, plañir y gemir.

    Posición de defensa y agresión ofensiva

    Ahora te mostramos las situaciones de un can seguro de sí, muy, muy diferente de las anteriores:

    1. En la Figura 1, el cánido es seguro, firme y apacible. Tiene una cola relajada, orejas en una situación normal, y la postura no señala temor.
    2. En la Figura dos, por otra parte, se puede ver la postura propia de un cánido con agresión ofensiva. Así, el cánido trata de distanciar a otros animales, personas o bien objetos molestos. Tiene pelo, morro rizado, piernas recias y muestra dientes. Por norma general tiene una cola levantada, ladra concisamente, mas en un tono alto y agudo que expresa molestia por la situación en la que se halla.

     comportamientos compulsivos

    Es el movimiento repetido y sin un objetivo que el cánido se dé cuenta frente a un estímulo específico, por norma general para calmar el agobio que tal situación causa en él. Es repetitivo y se extiende con el tiempo. Si no se trata, la afección tiende a volverse crónica y poco a poco más bastante difícil de suprimir. Puede ser ocasionada por una enfermedad, un inconveniente de comportamiento o bien los dos. Un caso de estereotipo en los perros es verlo persiguiendo de manera compulsiva su cola.

    Este deseas leer otros artículos afines a El lenguaje anatómico del can y los signos tranquilos, te invitamos a visitar nuestra categoría de Educación Básica.

    Consejo

    • Si observas un comportamiento anormal en tu can, ve a un etólogo, educador canino o bien entrenador; no comiences terapias de bricolaje.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Mas información