Hinchazón subcutánea en el perro: causas y cura

Ay en los humanos, un dibujo bajo la piel en el can puede cambiar en dependencia del tamaño, la manera, la localización y la gravedad, y es fundamental reconocer con el tiempo la aparición de un desarrollo en la piel del perro: lo antes posible se advierte y trata, mayores son las posibilidades de sanación.

Deast causas pueden cambiar mucho, y solo el veterinario puede valorar y hacer un diagnóstico, como regentar el tratamiento conveniente en dependencia de la nosología para solucionar este inconveniente.

La mayoría de las inflamaciones en la piel del can son benignas, tardan en medrar y concentrarse en una región; ciertas, no obstante, pueden ser malignas y graves, medrar muy de forma rápida y extenderse a múltiples áreas del cuerpo. Cuanto más viejo sea el cánido, más probable es que tenga nódulos malignos.

Cuando conozca bien el cuerpo de su mascota, va a ser más simple identificar la presencia de un desarrollo en la piel que no estaba presente ya antes. Las causas pueden ser diferentes o bien aun pueden ser la combinación de múltiples factores. Ahora, vamos a explicar cada una de las posibles causas de la aparición de una bola dura bajo la piel en el cánido.

Granuloma de picadura de menta

Este parásito muerde y cobija en la piel del animal y se pueden mudar por un desarrollo en la piel del cánido.

In embargo, aparte de ocasionar irritación a la piel, las garrapatas transmiten enfermedades y por consiguiente precisan ser esmeradamente removidas así como la boca, en tanto que con frecuencia, cuando se extrae, la boca continúa en la piel del cánido y puede ocasionar una reacción que crea una boquilla real bajo la piel llamada granuloma, que puede aparecer en múltiples puntos del cuerpo en dependencia de dónde el parásito tenga presumido. El can podría estar lleno de cogollos de abrigo por todo el cuerpo.

Verrugas

Los crecimientos en la piel del cánido pueden nacer y ocasionar dudas. Las verrugas son lesiones redondeadas que se semejan a una coliflor y son ocasionadas por el virus del papiloma.

O bien cani son los más sensibles debido a su sistema inmunitario debilitada. En los cachorros pueden aparecer en cualquier membrana mucosa, como en las encías, boca, lengua o bien zonas como la nariz, labios, párpados, extremidades y leño, si bien el tornillo en el perro es el más habitual. En perros viejos puede aparecer en cualquier una parte del cuerpo, en especial entre los dedos y en el vientre.

Cachorros con este género de desarrollo en la piel por norma general no presentan otros síntomas pues son benignos: tras unos meses reculan y desaparecen, poco dañando la vida del animal.

Capullo en el cánido tras la vacuna

Crecimiento en la piel del can puede aparecer debido a reacciones de inyecciones o bien vacunas. Estas reacciones aparecen en la zona donde se aplicaron, generalmente en el colon y extremidades.

Y notas un capullo en el can tras la vacuna o bien tras una inyección, es muy posible que sea una reacción inflamatoria.

Dermatitis alérgica

Dermatitis se define como una inflamación de la piel que causa enrojecimiento, comezón y ampollas. La dermatitis alérgica ocurre en forma de nódulos pequeños o bien vesículas en zonas donde el pelo es escaso.

Hay perros que tienen reacciones alérgicas a picaduras de pulgas y otros insectos (como mosquitos, abejas o bien arañas) o bien aun a plantas, polen o bien substancias tóxicas.

El animal está plagado de pulgas, vamos a tener un can lleno de crecimientos en la piel de todo el cuerpo. Otras picaduras de insectos tienden a concentrarse en un sitio.

En alergia a las plantas va a ser más frecuente tener un capullo en el morro del cánido, un capullo en el ojo o bien hinchazón en las patas del cánido. Esto es debido a la tendencia del animal a olisquear o bien pasear sobre la flora.

Cuando se descubre la causa, es preciso suprimirla, y el médico puede recetar pesticidas, antihistamínicos, antibióticos o bien corticoides.

Dermatitis de perros atópicos

Se caracteriza por un perturbación genética que provoca una falta de protección natural en la piel del can, lo que facilita el acceso de partículas en la piel ocasionando alergia, esto es, la pelle del animal es altamente sensible al medio ambiente.

Esta forma de dermatitis atópica en perros puede manifestarse por medio de la aparición de capullos en la piel del cánido, mas se ignora el origen de la alergia.

Lamer dermatitis aral

Si vengo de un inconveniente behavioral, ocasionado por ansia o bien estrés, en el que el cánido desarrolla el comportamiento de relamer exageradamente parte del cuerpo y produce un desarrollo en la piel del can, en general en las extremidades.

La herida no curará si el animal prosigue lamiendo, con lo que es esencial localizar la razón por la cual está ocasionando este comportamiento y quitarlo.

Aumento de los ganglios linfáticos

Son pequeñas masas de tejido linfoideo que pertenecen al sistema inmunitario y se distribuyen en múltiples unas partes del cuerpo, comportándose como filtros sanguíneos. Es primeros indicadores de nosologías en los tejidos y cuando existe alguna inflamación o bien infección en el cuerpo, los ganglios linfáticos que drenan la zona perjudicada aumentan.

Hay ganglios linfáticos en todo el cuerpo del can, mas los que se pueden identificar se hallan cerca de la quijada y el cuello, bajo las axilas y en la ingle. Ciertos pueden lograr el tamaño de una papa, y su consistencia puede cambiar de suave a dura. El animal asimismo puede tener fiebre.

Ecquimosis

La hinchazón afín en el can asimismo puede ser ocasionada por bultos de sangre amped bajo la piel ocasionada por un trauma o bien soplo. Si el can ha peleado o bien ha sido golpeado o bien herido, es muy posible que tenga hinchazón en la piel de esta clase.

Can asimismo ocurre con infecciones del oído (toematoma) que pueden resolverse o bien precisan ser drenate.

Absceso

Las acumulaciones de pus y sangre bajo la piel ocasionadas por agentes infecciosos resultantes de infecciones ocasionadas por mordeduras o bien heridas mal tratadas.

Se puede hallar en todo el cuerpo, tienen diferentes tamaños y por norma general precisan ser deshidratante y desinfectados con una solución de limpieza antibacteriana. En el caso de infección grave, el veterinario aconsejará un antibiótico pues una infección extendida puede ocasionar pérdida de hambre y depresión en el can.

Quistes sebáceos en perros (quistes foliculares)

Estas son masas duras, suaves y sin pelo que aparecen en perros y gatos debido a un bloqueo de las glándulas sebáceas (glándulas que se hallan cerca de la capa y generan una substancia grasa que lubrifica la piel, el sebo) y se semejan a ampollas. Generalmente, los es benignos, no ocasionan molestias al animal, y en consecuencia no se hace ningún tratamiento singular salvo que estén inficionados. Cuando se rompen, expulsan una substancia blanca y pastosa. Los perros viejos son los más perjudicados y es normal ver capullos en la espalda del cánido.

Hiperplasia de las glándulas sebáceas

Es benigno que se forman debido al veloz desarrollo de las glándulas sebáceas. Por norma general se forman en las patas, leño o bien párpados.

Histiocitoa de la piel

Por qué se ignora la causa, son capullos benignos enrojecidos, que acostumbran a aparecer en el cuccioli. Son pequeños, duros y ulcerados crecimientos en la piel que de pronto aparecen y se forman en la cabeza, las orejas o bien las extremidades, ablandamiento sí mismos tras un cierto período. Si no desaparecen es mejor preguntar al veterinario.

Río Lipoma

Es pequeños depósitos de grasa en forma de capullos suaves, planos y no dolorosos, siendo más habituales en gatos y perros obesidad y mayores. En general, son inonfensivas y aparecen en el pecho (costillas), abdomen y patas delanteras.

Este género de desarrollo en la piel se debe al veloz desarrollo de las células grasas precisa ser tratado o bien eliminado por el hecho de que generalmente es solo estético.

Es precisa solo si estos capullos ocasionan algún género de molestia o bien molestia al animal, si medran velozmente, si se ulceran, si se inficionan o bien si el cánido los lame o bien muerde continuamente. Se graba, mas en extrañas ocasiones pueden volverse malignos y empezar a expandirse por todo el cuerpo.

Cánceres malignos de piel

Por norma general, aparezco de pronto y son como lesiones que jamás sanan. Este es uno de los casos en los que es exageradamente esencial que la identificación y el diagnóstico se realicen en una etapa temprana del tumor, puesto que lo antes posible se descubra, más veloz empezará a acrecentar las posibilidades de tratamiento. Los tumores pueden extenderse por todo el cuerpo y afectar a múltiples órganos vitales. Los primordiales nódulos y cánceres de piel en los perros son:

  • Los carcinomas celulares escamosos: se trata de tumores de células de la piel que se hallan en ciertas zonas del cuerpo que no son pigmentadas o bien glabras, como párpados, vulva, labios y nariz, y se semejan a heridas escamosas. Se deben a lesiones ocasionadas por la radiación ultravioleta debido a la exposición al sol y si no se tratan pueden ocasionar deformidades y dolor, como llegar a otros órganos.
  • Carcinomamammario (cáncer de mama): es un tumor de las glándulas mamarias y es común en mujeres esterilizadas sin esterilizar. Es esencial tomar en consideración que los machos asimismo pueden verse perjudicados, y la malignidad es considerablemente mayor. Este bulto en el can puede ser benigno, no obstante, es esencial realizar siempre y en toda circunstancia la extracción masiva para eludir que se extienda a otros tejidos y órganos.
  • Fibrosarcoma: es un tumor invasivo que medra velozmente y es común en grandes razas. Se pueden confundir con lipomas, con lo que se precisa un buen diagnóstico.
  • Melanoma: en los perros no es ocasionada por la exposición al sol como en los humanos y puede ser benigna o bien maligna y aparecer como capullos oscuros en la piel que medran de forma lenta. El desarrollo más violento en la boca y las extremidades.
  • Osteosarcoma: tumores óseos que se manifiestan visualmente por medio de nódulos en las extremidades, en especial en perros macho grandes. Han de ser extraídos quirúrgicamente y, en casos graves, la amputación de las extremidades puede ser precisa.

El veterinario debe conocer toda la historia del perro: cuando apareció hinchazón subcutánea en el cánido, si aumentó, si hubo cambios en el color, el tamaño y la manera, si se observó pérdida de hambre o bien cambio de comportamiento.

Como es preciso visitar y también inspeccionar el capullo del cánido, los métodos de laboratorio y los exámenes complementarios para determinar qué género de protuberancia hay en él y qué cuidado es más apropiado:

  • Examen cinológico aspirado (absorción de contenido con aguja y jeringuilla);
  • Biopsia (muestra de tejido o bien extirpación de todo el bulto);
  • Read X y/o ultrasonido (para poder ver si hay múltiples órganos perjudicados);
  • Tomografía computarizada (TC) o bien RMN (RM) (en el caso de sospecha de tumores malignos y metástasis).

Una vez confirmado el diagnóstico, el próximo paso es discutir todas y cada una de las opciones de tratamiento. El tratamiento va a depender obviosamente de la gravedad de la situación. Al tiempo que ciertos capullos en la piel del can no precisan tratamiento y reculan por sí mismos, otros precisarán más atención.El veterinario le afirmará de qué manera proceder y qué fármacos o bien qué terapias y opciones alternativas puede emplear.

Es fundamental que, si se diagnostica un estado anímico malignant, es remused eludir que se expanda y golpee otros órganos, ocasionando serias consecuencias. Generalmente, se aconseja quimioterapia o bien radioterapia tras la extracción para prevenir la recaída. Aun cuando no es maligno, la extirpación quirúrgica o bien criochirurgia (usa ázoe líquido exageradamente frío para suprimir lesiones superficiales de la piel) son los métodos más frecuentes y eficientes de sanación.

Aconsejo esterilizar a los perros pequeños para eludir el peligro de cáncer de mama, y si aparecen bozzi, se aconseja quitarlos. Si no se retiran, es pues no presentan ningún riesgo inminente, mas va a ser preciso observar de forma regular al cánido para cerciorarse de que no se han producido cambios que puedan ser peligrosos para su salud

.

Deja una respuesta

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Mas información