Lobo gris: peculiaridades y fotografías

El Lobo Gris (Canis lupus), asi mismo llamado lobo común, es una de las especies de cánidos más conocidas. No obstante, los lobos grises ocasionalmente pueden confundirse con otras especies de lobos y ciertas razas de perros afines a lobos. Las tradiciones y la cultura popular de forma frecuente aseveran que los perros descienden de los lobos. Aunque la investigación genética ha probado que los perros están genéricamente relacionados con el lobo gris, aún no es posible especificar si los perros verdaderamente se derivan de manera directa de esta especie.

Si deseas saber más sobre el lobo gris, te recomendamos continuar leyendo esta pestañita AnimalPedia para aprender más sobre el origen, el comportamiento y la reproducción de lobos grises.

Índice()

    Origen del lobo gris

    Para hoy, una especie llamada Miacis cognitus, perteneciente al conjunto más viejo conocido de carnívoros primitivos (Miacis), es reconocida como el antepasado ancestral de todos y cada uno de los mamíferos carnívoros modernos, incluyendo los cánidos. Se calcula que estos primeros ancestros de los caníformes (Caniformia Kretzoi), habrían vivido a lo largo del periodo Cretácico Superior, hace entre cien y sesenta y seis millones de años. [1]

    Después, los miembros de la Miacis empezaron a distinguir morfo-lógicamente, dando sitio a múltiples conjuntos de mamíferos carnívoros, incluyendo los primeros cánidos en morar nuestro planeta que aparecieron por vez primera hace unos treinta y ocho millones de años. Tras padecer muchos, muchos cambios evolutivos, estos especímenes dieron sitio a la Eucyon davis, una suerte de cándido primitivo que vivió hace unos diez millones de años y seguramente el primero en cruzar el estrecho de Bering para llegar al continente africano y Eurasia, donde los prime modernos cáchelos" aparecerían años más tarde.

    No importa, el primer fósil particularmente asociado con el lobo gris que se conoce se remonta a hace unos 800.000 años. Originalmente, la población mundial de lobos grises era muy rebosante y extendida en Eurasia, América del Norte e inclusive oriente medio. Desafortunadamente, la caza y los cambios en su territorio asociados con el avance productivo y económico de los humanos han reducido significativamente el hábitat del lobo gris, como su población.

    Apariencia y anatomía del lobo gris

    Si la mayor parte de las especies de lobos, los lobos grises tienen una enorme diversidad morfológica. El tamaño, peso y tamaño anatómico de cada individuo perteneciente a esta especie puede cambiar significativamente, dependiendo sobre todo del estado de su hábitat. Por lo general, cuanto más frío y extremo sea el tiempo de su territorio, más grande y robusto va a ser el lobo. Con independencia de sus mediciones precisas, todos y cada uno de los lobos tienen líneas armoniosas y proporciones equilibradas, que les dejan hacer movimientos veloces y precisos, imprescindibles en su técnica de caza

    En general, el cuerpo de un lobo gris alcanza una longitud de entre uno con tres y dos metros, medido desde la nariz hasta la punta de la cola, que por norma general representa hasta 1/4 de la longitud total. La altura en las marchantes cambia de sesenta centímetros en individuos más pequeños y hasta unos noventa centímetros en los más grandes. El peso anatómico medio de la especie asimismo es muy variable y fluctúa entre los treinta y cinco y los cuarenta kilogramos en las hembras y unos 70 kilogramos en machos adultos,

    La anatomía de Ellos encaja con perfección con las grandes distancias que siempre y en todo momento han debido viajar a su hábitat en pos de comida. La espalda fuerte, el pecho estrecho, las patas con un los músculos destrozados, son ciertas peculiaridades físicas inusuales de los lobos grises que facilitan su movilidad y les dan una enorme resistencia para encarar largos días de caza.

    Las patas "todo terreno" asimismo son fundamentales para su adaptabilidad, puesto que son convenientes para pasear sobre diferentes superficies. Entre los dedos de los dedos de los dos, los lobos grises tienen una pequeña membrana interdigital que facilita su locomoción mediante la nieve que abunda en su territorio a lo largo del invierno. Son anímico digitígrado, esto es, andan sobre las puntas de las patas sin respaldarse en los talones, tienen patas traseras más largas y muestran una quinta punta vestigial solo en las patas delanteras.

    La cabeza y el morro del lobo gris son más pequeños que en otros géneros de lobos, y su pecho acostumbra a ser un tanto más estrecho asimismo. Tiene dientes muy afilados en sus poderosas mandíbulas, con lo que su mordida es realmente fuerte. Los tonos de la capa asimismo pueden cambiar, mas como su nombre más popular señala, griffish mezclas tienden a predominar, con reflejos o bien mechones de color amarillento, naranja o bien rojizo. Los ojos acostumbran a ser amarillos.

    Comportamiento del lobo gris

    Gray lobos en general viven en ramas que pueden reunir de cinco a veinte individuos que respetan una estructura jerárquica bastante desarrollada. En general, un conjunto de lobos se compone de una pareja reproductora, formada por el alfa y su compañero (generalmente conocido como hembra beta), y su descendencia. Al final es posible observar lobos viajando solos, mas no se conoce la razón de su separación de sus rebaños

    Esta capacidad de organización social y el instinto de protección y colaboración entre los miembros de la manada ha sido esencial para la supervivencia de los lobos grises, en tanto que les deja prosperar su eficacia en la caza en conjunto, asegurando una mejor alimentación a todos y cada uno de los miembros de la manada, como consiguiendo un mayor éxito reproductivo, teniendo presente que los machos y las hembras no precisan exponerse a la contrariedad climática para encontrarse a sí mismos, y que los cachorros son menos frágiles a los ataques de predadores cuando están protegidos de su rebaño.

    Por lo que se refiere a la nutrición, los lobos son mamíferos carnívoros cuya dieta se fundamenta en el consumo de presas que consiguen apresar en su hábitat. Por tanto, la dieta del lobo gris puede cambiar en dependencia de la biodiversidad de su ambiente, o sea, en dependencia de los animales que viven cerca de su territorio. Normalmente, la presa "preferida" del lobo gris consiste en animales medianos-grandes, como, cabras, renos, bison, corzos, ovejas, antílopes, levantes, entre otros muchos. Mas asimismo pueden capturar pequeñas presas, como aves y roedores, singularmente si advierten una escasez de comestibles en su ambiente

    Individuales que viven en zonas marítimas asimismo pueden agregar mamíferos acuáticos, en especial focas, a su dieta. Además de esto, los lobos que viven entre Alaska y Canadá pueden consumir salmón para complementar su nutrición. Al final, los lobos que viven cerca de centros urbanizados pueden aprovechar el desperdicio de comestibles humanos en tiempos de escasa disponibilidad de comestibles.

    Se trata asimismo de mentar la inusual la línea de vocalización de los lobos grises que desempeña un papel esencial en la comunicación entre los miembros de la manada y en su organización social. El aullido es su sonido primordial y ayuda a la manada a sostenerse en contacto aun cuando ciertos miembros salen a apresar o bien a lo largo de las temporadas de apareamiento, cuando las parejas reproductoras pueden separarse de su conjunto a lo largo de múltiples días para aparearse. Además de esto, ulular asimismo ayuda a espantar a cualquier predador o bien lobo de otros rebaños que deseen acercarse para apropiarse del territorio

    Reproducción del lobo gris

    El comportamiento reproductivo de los lobos puede cambiar en dependencia de las especies y condiciones de su hábitat. El lobo gris se resalta como uno de los animales más fieles a su compañero, siempre y en toda circunstancia apareándose con exactamente el mismo individuo hasta la muerte de uno de los 2. En general, solo el par de animales reproductores se aparean para generar cachorros, mas si la manada vive en un territorio con rebosante comida y condiciones climáticas convenientes, posiblemente los hermanos asimismo se reproduzcan. Por contra, si perciben escasez de comestibles y condiciones desfavorables en su ambiente, aun la pareja reproductora puede decidir no reproducirse para eludir la escasez de comestibles para el rebaño.

    La temporada de cría de lobos tiene sitio entre enero y abril, a lo largo del invierno y principios de primavera en el hemisferio norte. Los machos empiezan a enseñar más aprecio por las hembras y pasan más tiempo con ellas unas semanas ya antes de entrar en su periodo fértil. Cada temporada, las hembras pueden ser receptivas por unos cinco-catorce días, a lo largo de los que se aparean múltiples veces con su pareja. Además de esto, los machos acostumbran a eyacular múltiples veces con cada apareamiento, lo que aumenta el éxito reproductivo de su especie.

    El periodo de gestación de lobos grises acostumbra a perdurar unos sesenta días, al final de los que normalmente dan a luz a un litar de cuatro-seis cachorros, si bien pueden dar a luz a más de diez cachorros. Con la ayuda del macho, la hembra hallará una gruta o bien cobijo donde puede vivir de forma segura el nacimiento y la lactancia. Los cachorros van a ser criados por su madre y continuarán en el cobijo con ella a lo largo de los primeros 3 meses de vida. El macho alfa va a tener la labor de resguardar la gruta de su manada, estando ausente solo cuando sea preciso ir a buscar comida.

    Después de llenar 3 meses de vida, los lobos empezarán a ganar mayor autonomía y explorarán su ambiente, probando nuevos comestibles proporcionados por sus progenitores. Mas solo tras 6 meses de vida pueden salir adelante por su cuenta. Cuando completan su desarrollo y son sexualmente maduros, normalmente tras el segundo año de vida, los lobos jóvenes por norma general se apartan de su manada original (la de progenitores y hermanos) para formar una pareja y formar su manada.

    Estado de conservación del lobo gris

    El lobo gris está clasificado hoy en día como especuencia de "preocupación menor, conforme la Lista Roja de Especies Conminadas (UICN) de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. No obstante, su población ha disminuido drástica-mente en los últimos 2 siglos, particularmente en América del Norte y Eurasia.

    La caza prosigue siendo la mayor amenaza para la conservación de esta especie, puesto que los lobos son de forma frecuente erróneamente considerados animales peligrosos o bien capaces de agredir a la gente sin razón. Por ende, se precisa más inversión en campañas de sensibilizarnos sobre el comportamiento y la relevancia de los lobos en sus ecosistemas, como una mejor de-limitación de las áreas de producción y los centros urbanos para eludir nuevas invasiones imprevisibles o bien excesivas en el hábitat de los lobos grises.

    Deja una respuesta

    Subir

    Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Mas información