¿Por qué razón el can no descansa su pata trasera?

A veces puede pasar a ver que el perro cojea con su pata trasera y unos segundos después empieza a pasear nuevamente tal y como si nada hubiese pasado. En otros casos, por otra parte, la coja en el perro peres y en ocasiones es más intenso y en ocasiones es menos intenso, mas en todo caso limita la movilidad del can.

Por qué te hallas en esta situación, en el artículo de AnimalPedia hallarás las distintas causas que asisten a comprender por qué el can no descansa su pata trasera. Recuerde que cuando se aprecia cualquier anomalía, es bueno recurrir al veterinario.

Índice()

    Rotura del tendón cruzado en el perro

    La rotura del cruzado es un inconveniente propio de los futbolistas que, no obstante, asimismo pueden afectar a los perros. Es una de las nosologías más habituales en nuestros amigos de 4 patas y es una de las causas por las que el can cojea de la pata trasera.

    Ligamento cruzado precedente en el perro

    Este es una estructura fibrosa que va del fémur a la tibia, a la que está unido, para cerciorarse de que no se mueve cara adelante o bien cara atrás cuando la rodilla se mueve. Hay otro cruzado que efectúa una función afín, a saber, el tendón cruzado siguiente, mas el jardinero es el que tiende a romperse. Estos tendones, así como el menisco y otras estructuras, controlan los movimientos de la rodilla y las estructuras relacionadas (fémur, tibia, rótula,etc.).

    Razas predispuestas a romper el tendón cruzado

    puede decir que afecta eminentemente a 2 conjuntos de perros:

    • Si perros pequeños y medianos, en especial adultos que empiezan a avejentar y con piernas cortas. Ciertos ejemplos son Shih tzu o bien Carlino. Semejantes razas asimismo tienden a padecer de degeneración de colágeno, que expone al cánido todavía más a estos inconvenientes.
    • Canido de importante tamaño gigante, como Labrador, Rottweiler o bien Mastino Napoletano.

    con independencia de la raza y rotura del cruzado a cualquier can, puede acontecer que no puedas reposar tu pierna trasera. Puede acontecer singularmente a los perros que hacen ejercicio sin calentarse, que hacen saltos extraños cuando juegan o bien cuando se suben al sofá.

    ¿De qué manera reconocer una rotura del cruzado en el cánido?

    En general causa un dolor intenso y doloroso, con lo que el cánido no descansa su pata trasera o bien sencillamente lo hace. Cuando se detiene, estira la pata perjudicada cara afuera, entonces la sostiene distanciada del cuerpo para no sobrecargarla con su peso, y al estirarla estira su pata cara adelante o bien cara afuera. Todos son métodos para calmar la tensión de rodilla.

    la rodilla asimismo se puede inflamar, mas no es un síntoma simple de reconocer. Todos y cada uno de los síntomas son aproximadamente intensos: todo depende de si el tendón se ha roto por completo o bien en parte.

    Diagnóstico de rotura de crucificado en perros

    La forma en que se va a hacer el diagnóstico depende del caso, mas el veterinario puede precisar sedar al cánido para hacer la llamada "prueba de cajón": con esta prueba se procura desplazar la tibia cara adelante sosteniendo el fémur quieto. Si el tendón está roto, la tibia se va a mover demasiado cara adelante, sin detenerse, por el hecho de que no existe nada que lo mantenga. Es preciso sedar al can pues en caso contrario resistiría el movimiento.

    La radiografía no confirma la rotura, mas muestra signos de osteoartritis apareciendo en las primeras semanas tras la rotura del tendón cruzado precedente. La articulación de la rodilla empieza a decaer, las superficies articulares se vuelven irregulares y todo contribuye a empeorar el pronóstico. Es por tal razón que debe ir al veterinario y el can no descansa la pierna trasera o bien cojera.

    En los casos más difíciles, en las clínicas más pertrechadas podrían plantear hacer una arroscopia o bien una resonancia magnética.

    Ruptura del tendón cruzado precedente en el perro: terapias

    Hay 2 posibles terapias:

    • Conservador, en los casos en que no sea apropiado recurrir a la cirugía. Se plantea rehabilitación con fisioterapia, que puede incluir terapia láser o bien hidroterapia, así como productos para calmar la inflamación. Además de esto, se establece una dieta concreta a fin de que no suban de peso y asistan a la regeneración del cartílago articular para retrasar la osteoartritis tanto como resulte posible. Se señalarán reglas concretas respecto a la cantidad de ejercicio diario. Además de esto, pisos escurridizos (como azulejos), rampas cuesta abajo y descensos normalmente.
    • Sugerencias: La cirugía requiere mucha atención en los días siguientes para la rehabilitación y la atención incesante para eludir que el cánido haga movimientos repentinos. Saldrá de la cirugía con la pata vendada y deberás sostenerlo lo más vuelto a desposar posible. Para la rehabilitación va a ser preciso tomar exactamente las mismas cautelas y proseguirse exactamente las mismas indicaciones que la terapia conservadora.

    A veces puede ocurrir que la otra pata la espalda empieza a presentar exactamente el mismo inconveniente unos meses después. Por otra parte, si lo piensas, es normal, pues mantuvo el peso en las semanas anteriores a la visita al veterinario.

    Filiación de la rótula en el perro

    La rótula se halla en la articulación de la troclea en el fémur, en un atravieso singular.Puede moverse cara arriba o bien cara abajo, mas jamás a la izquierda o bien a la derecha. En ocasiones, no obstante, se puede tener la luxación de la rótula, que entonces empieza a moverse cara los lados y el can no descansa la pata trasera. Esto puede suceder primordial-mente por 2 causas:

    • Congénito: quiere decir que desde el nacimiento la rótula del can no está en el sitio adecuado a fin de que pueda moverse de forma libre. Afecta a razas como Caniches de Juguete, Pequineses, Yorkshire... y con frecuencia es solo el primero de muchos defectos innatos que estas razas pueden tener a nivel óseo, como la enfermedad de Legg Calvé Perthes, por poner un ejemplo. El can cojea de sus patas traseras, se mueve haciendo pequeños saltos, manteniendo su pata cara arriba cuando sube o bien desciende las escaleras, y después pasea en general tras un tiempo. Generalmente se piensa que es normal, singularmente si el cánido es un cachorro, mas sería apropiado preguntar al veterinario, singularmente si es una de las patas enumeradas.
    • Traumas y lesiones: tras una fractura o bien un golpe severo en la rodilla, por poner un ejemplo, si ha sido golpeado.

    Grados de luxación son variables y en dependencia de la gravedad de las situaciones las medidas adoptadas pueden ser limitar el ejercicio o bien hacer fisioterapia.

    Dislocación de la rótula en el perro: diagnóstico

    Los exámenes precisos para diagnosticar la luxación de la rótula y comprender por qué razón el cánido no descansa la pata trasera son: visita

    • Spray: crujidos de rodilla cuando se toca.
    • Radiographs para advertir signos de osteoartritis o bien rotura del fémur troclea tras un golpe.
    • Artroscopia o bien RMN.

    el veterinario ha hecho el diagnóstico, es esencial comprender cuánto ha sufrido la rodilla, en tanto que la fricción incesante de la rótula en las superficies del fémur hace que consuma y es una de las causas de la osteoartritis.

    En el final existen algunas técnicas quirúrgicas que van desde una bastante simple, o sea, para hacer un atravieso más profundo en la troclea, hasta otras mucho más difíciles que implican re-posicionar un pedazo de la parte frontal de la tibia para calmar la tensión de la rótula. Cada técnica cambia en dependencia del caso, el grado de luxación (va de l a lV), cuánto tiempo pasa el inconveniente, o bien si hay inconvenientes óseos auxiliares como nosologías de las caderas o bien la cabeza del fémur.

    Displasia Hip y cojo en el perro

    La displasia dehip es una de las nosologías que pueden depender de diferentes causas (ambientales, alimenticias, etcétera), mas la base es genética. En resumen, la enfermedad es ocasionada por el fémur que no encaja apropiadamente en el espacio dedicado a ella. Aun si se trata de una enfermedad multifactorial, el cánido que la sufre está predispuesto desde cierto punto de vista genético, con lo que no se aconseja que los perros que la tienen se reproduzcan

    Mas razas están muy perjudicadas por el inconveniente, como el Pastor Alemán o bien el Labrador, mas en todo caso hay diferentes grados de gravedad y las más suaves no siempre y en toda circunstancia son simples de advertir por los maestros. En casos graves, el can empieza a no reposar la pierna trasera de cinco-seis meses y a pasear tambaleándose y balanceando las caderas. Con el tiempo, la cabeza del fémur medrará contra el acetamol en el que no encaja adecuadamente, ocasionando artritis y osteoartritis. Por tal razón, la coja de manera frecuente es aguda y puede afectar una o bien las dos patas traseras. Si el tendón que une la cabeza del fémur al acetamol se rompe por completo, la imagen es todavía más severa

    Los síntomas de displasia de cadera, aparte de pasear como se describe, son:

    bastante difícil pasear tras un reposo.

    • Rigidez
    • Resistencia al movimiento, en especial cuando baja y sube las escaleras.
    • Cuando los cambios degenerantes son severos, cojo agudo que no deja al can pasear.

    Displasia de cadera: terapia

    Esta es la causa por la que el cánido cojea de la pata trasera es esta terapia es complicada, mas se puede procurar la rehabilitación por fisioterapia en casos menos graves y adoptar una dieta de calidad desarrollada particularmente para nosologías articulares y óseas, teniendo cuidado de no darle exceso de calcio. Los antinflamatorios y los fármacos para resguardar el cartílago, como el ácido hialurónico y el sulfato de condroitina, son particularmente convenientes para calmar los síntomas y intentar detener el avance de la enfermedad.

    Verde los casos más graves, se requiere cirugía ortopédica, aun si se trata de una intervención difícil. Hay múltiples técnicas, como la supresión de la cabeza del fémur (artroplastia) si el cánido es pequeño o bien mediano y no debe aguantar mucho peso, hasta una osteotomía pélvica triple, una intervención beligerante, mas que con frecuencia representa la única opción a fin de que el can empiece a pasear nuevamente. Titanio prótesis para sustituir la cabeza del fémur en perros se usan poco a poco más exitosa-mente, mas tienen un alto costo y se emplean solo en los casos en que no es posible otro género de operación.

    Para conseguir más información sobre esta enfermedad, le invitamos a preguntar el próximo artículo: Displasia de cadera en perros.

    Panosteite en el perro

    Este término panosteitis se refiere a la inflamación de un hueso o bien de todos y cada uno de los huesos. El dolor procede de la inflamación de la capa externa exterior que cubre el hueso (periostyum) y si bien puede deberse a diferentes causas, en un caso así es ocasionada por el desarrollo del animal.

    En realidad, es más usual en perros de veloz desarrollo, razas tan grandes o bien gigantes en los meses de desarrollo, normalmente el periodo entre cinco y catorce años. huesos largos, como el fémur, con lo que el can no descansa su pierna trasera.

    A veces aparece en forma aguda, otros en forma más suave. El empleo de antinflamatorios, alimentación conveniente y ejercicios no intensos muy precisos asisten a combatirlo y hacer que el can sane.

    Necrosis avascular de la cabeza del fémur en el perro

    La morbo de Legg Calvé Perthes o bien necrosis avascular de la cabeza del fémur es otra de las razones por las cuales el cánido cojea de la pata trasera. En general afecta a los perros de juguete creciente o bien razas enanas, como el Pinscher enano, Toy Poodle o bien Yorkshire, y con frecuencia se confunde con displasia de cadera.

    La cabeza del fémur deja de percibir flujo sanguíneo en una fase crítica (para esto pasa por necrosis) y entre cuatro y nueve meses apreciará los próximos síntomas.

    • Zoppia evidente.
    • atrofia de los músculos.
    • El perjudicado más corto (debido a la atrofia muscular).
    • Ked cuando lo tocas y el dolor obvio.

    Necrosis avascular de la cabeza del fémur en el perro: ¿es hereditario?

    Until últimamente se pensaba que la heredada era la única causa posible, mas ahora se piensa que las micro fracturas en la zona ocasionan una reducción radical del flujo sanguíneo, de la que dependen la muerte o bien necrosis del cuello y la cabeza del fémur. Probablemente el pequeño tamaño de las razas perjudicadas predispone al can a padecer un trauma progresivo en la zona que, al final, da sitio a la enfermedad

    .

    Un funcionamiento quirúrgico con el ejercicio de la cabeza del fémur perjudicado (asimismo pueden ser los dos). El hecho de que los perros más perjudicados sean perros pequeños, facilita la intervención y rehabilitación.

    Perro cojeando de la pata trasera: otras causas

    Su de qué manera puedes ver que hay múltiples contestaciones a el interrogante de por qué razón el cánido no descansa la pata trasera y si piensas que ninguna de las indicadas es el inconveniente en el caso de tu amigo de 4 patas, ahora te mostramos otras 3 posibles causas

      • osteosarcoma: la osteosarcoma es el cáncer óseo más frecuente en perros y asimismo uno de los malignos. Por norma general afecta a perros de raza mediana-grande y joven si bien puede afectar a perros de cualquier tamaño y edad. En las patas traseras, normalmente se halla cerca de la rodilla, en la parte distal del fémur o bien cerca de la tibia. Es muy doloroso, avanza velozmente y es invasivo. Una vez diagnosticado es preciso cercenar la extremidad, tras lo que el can precisará quimioterapia pues el peligro de metástasis es alto. Los perros perjudicados tienen unos meses de supervivencia, mas con la quimioterapia son más propensos a vivir un tanto más.
      • Fractura de metatarsiano y falange: los dedos y las falanges tienden a padecer accidentes, en especial cachorros que juegan descalzos. En ocasiones son grietas simples, mas en otras ocasiones son fracturas que precisan ser cercadas para curar. En los casos de fracturas metatarsianas y falanges, en verdad, las cirugías tienden a evitarse, mas se prefiere recurrir a vendajes y férulas juntas y antinflamatorios y reposo.

    lesiones

    • Soporte: No hay duda de que los cortes, quemaduras, irritaciones y lesiones en los rodamientos de las patas pueden ocasionar, conque siempre y en toda circunstancia compruébalos para cerciorarse de que la razón por la cual el can cojea no es una lesión de rodamiento.

    Este artículo es puramente informativo, desde AnimalPedia no estamos en nuestro derecho a prescribir tratamientos veterinarios ni hacer ningún género de diagnóstico. Le invitamos a llevar a su mascota al veterinario en el caso de que tenga algún género de malestar o bien malestar.

    Deja una respuesta

    Subir

    Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Mas información